miércoles, 17 de agosto de 2011

UIMP: agradecimientos y despedida

Ya con un poco de distancia he decidido redactar una nota sobre la experiencia vivida la semana pasada en el curso de la UIMP con Antonio Muñoz Molina, del que pude disfrutar gracias a una beca de la Fundación Banco Santander.

Semanas antes de salir hacia Santander ya estaba emocionadísima: la posibilidad de asistir a un curso con uno de tus autores favoritos, y que además es uno de los grandes, no se plantea todos los días. Si además ese curso tiene lugar en un entorno privilegiado, como el Palacio de La Magdalena en Santander, sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, la cosa mejora. Y si se tiene la oportunidad de compartir esos días con compañeros verdaderamente interesantes y disfrutando de una semana dedicada por entero a la cultura, la perspectiva no puede ser mejor.

Desde este blog quería felicitar a la UIMP por la excelente organización del curso y de las actividades culturales que han tenido lugar durante mi estancia en Santander: gracias a la Universidad he podido disfrutar  de cine, música clásica, literatura, música contemporánea... No pensaba que cinco días podían dar tanto de sí. Aparte, felicitar también a Juan José Cacho (@cachuco), responsable de la gestión de las redes sociales de la UIMP, que me ha apoyado en mi trabajo como blogger y twittera durante estos días, y al que he bombardeado literalmente con cientos de tweets mientras retransmitía los actos en los que he participado: un 10 para la UIMP en el uso de nuevas tecnologías. Y, hablando de redes sociales, le doy las gracias también a Regino Mateo (@ReginoMateo) por sus retweets, su feedback durante estos días y su fenomenal entrevista a Muñoz Molina: ¡es un placer encontrar a gente profesional y cercana! Espero que podamos colaborar en más proyectos y seguir difundiendo la cultura en Santander, Madrid o donde sea, que falta hace...

De igual forma, agradezco a mis compañeros de curso, especialmente a mi compañera de beca María Sánchez (@Maria_Sanchez_) y a nuestras nuevas amigas Catherine y Jany, con quienes he compartido estos días. Sin duda las risas, las charlas, las sobremesas... han marcado la diferencia entre lo que hubiera sido un rutinario curso de verano convirtiéndolo en una experiencia inolvidable. Me llevo un recuerdo genial de todas vosotras, y espero que volvamos a vernos muy pronto. También las nuevas amistades cosechadas en Santander, como los chicos del curso de interpretación, los chicos franceses del curso de física cuántica, los vecinos de aula del curso de fotografía, los compañeros de mesa durante los desayunos, comidas y cenas... Estoy agradecida por haber podido conocer a gente tan diferente y a la vez tan especial.

Le doy las gracias públicamente a la Fundación Banco Santander (@FBancoSantander) por concederme la beca y darme así la oportunidad de realizar este curso: sin vosotros no me habría sido posible asistir. Espero que os haya gustado mi "retransmisión" desde Santander y las crónicas en el blog, y espero que podamos seguir colaborando en futuras ocasiones. En especial quiero dar las gracias a Laura Rizo (@booktrendygirl), responsable de redes sociales de la Fundación, que ha estado pendiente en todo momento, tanto en Santander como en Madrid, del desarrollo de los acontecimientos, y que ha sido la cara visible de la Fundación para mí: enhorabuena por la gestión, y gracias por el trato recibido, eres un diez!! 

Por último, quiero dar las gracias a Antonio Muñoz Molina (@amunozmolina) por haber querido compartir con todos los asistentes al curso sus experiencias para así ayudarnos a entender cómo se escribe una novela. Le agradezco que, como autor, me haya inspirado para escribir: escuchando sus palabras he aprendido a buscar las historias en las personas que me rodean y en mi propia experiencia, a valorar la literatura un poco más si cabe, a ser crítica con las influencias que puedo recibir... Le garantizo que he vuelto a Madrid deseando ponerme delante de la pantalla del ordenador para compartir mis historias con los demás, y esto no habría ocurrido de no haberle escuchado. Y, sobre todo, le agradezco que como persona haya tenido un trato tan cercano con nosotros: lejos de venir con ínfulas de escritor famoso y reconocido, hemos tenido la oportunidad de disfrutar del Antonio cercano, que nos hacía confidencias y que compartía su experiencia.

A todos vosotros, y a los que se me han quedado en el tintero, os doy las gracias por hacer de estos días una experiencia inolvidable y que espero repetir muy pronto.

RAQUEL RODRÍGUEZ

No hay comentarios: