viernes, 22 de julio de 2011

Muere Lucian Freud: surrealismo y figurativismo inglés

Ser nieto del insigne Sigmund Freud ya es una marca de fábrica, pero si además de eso te conviertes en uno de los mayores exponentes de la pintura figurativa inglesa es, sin duda, para pasar a la historia.
Lucian Freud ha fallecido a la edad de 88 años en su querida Londres tras una larga enfermedad. Su obra, dedicada en su mayor parte al retrato, buscaba ahondar psicológicamente en la persona, más allá de ser una mera representación figurativa. Inevitablemente, siendo nieto de quien lo era, una buena parte de su obra se encuadró dentro del surrealismo, etapa que terminó superando para convertirse en una de las figuras más importantes de la pintura figurativa. Desde mi punto de vista, para un artista es muy difícil mantenerse dentro del estilo surrealista: se trata de una corriente que exige una fortísima interiorización de todo aquello que forma parte de la vida, y lograr este tipo de introspección a los niveles que exige una obra surrealista  supone demasiado trabajo para los escasos beneficios que se obtendrán de la misma. Los cuadros surrealistas son, a mi parecer, demasiado personales como para lograr una aceptación mayoritaria: su valoración pasa a ser más subjetiva que objetiva, y por ello generalmente no consiguen el reconocimiento que merecen.


Quizás por esto Lucian Freud acabó pasándose a la pintura figurativa, basando su obra entera en la realización de retratos psicológicos. La Tate British organizó en 2002 una retrospectiva sobre su obra, lo cual ya debería ser un signo bastante evidente del valor (artístico y económico, para qué nos vamos a engañar) del trabajo del artista. En sus obras la luz juega un valor crucial, acentuando volúmenes y dando vida a los colores. Al margen de tratarse de retratos estéticos o no, en mi opinión se trata de obras hiperrealistas en las que cada arruga en el rostro de los modelos no significa una imperfección en su rostro, sino que representa un grado de experiencia. 

En España podemos disfrutar de cuatro de las obras de Freud en la colección Thyssen-Bornemisza, entre ellas un retrato del ya fallecido Barón Thyssen, quizás una de las pinturas más famosas de Freud.

Imágenes de claudiamartinez-pintura.blogspot.com, puesta-en-valor.blogspot.com y museothyssen.org

No hay comentarios: