jueves, 7 de julio de 2011

Códice Calixtino: ¿el robo del año?

Acabo de oírlo en las noticias y aún no salgo de mi asombro: han robado el Códice Calixtino de la Catedral de Santiago de Compostela. Los medios ya se han hecho eco de lo que podríamos considerar como "el robo artístico del año" y, mientras tanto, a mí se me plantean varias cuestiones...

El Códice Calixtino (o Codex Calixtinus) es un manuscrito iluminado de mediados del siglo XII considerado como la primera guía de peregrinación: en la obra, que se encontraba en una cámara acorazada del archivo de la Catedral, se dan consejos a los peregrinos que acudían a visitar la tumba del apóstol. Además contiene gran cantidad de descripciones de los lugares que pasaban por la Ruta Xacobea, así como de las obras de arte que podían admirarse a lo largo del camino. Sus 225 folios de pergamino están ordenados en cinco libros y dos apéndices, siendo el más famoso e importante el quinto de ellos, conocido como la "Guía del peregrino": este libro contiene una exhaustiva descripción de la ciudad de Santiago y de su catedral en la época. 

Sobra decir que todos los Historiadores del Arte conocemos bastante bien este libro: por encima de su enorme valor artístico debido a sus magníficas imágenes se encuentra su gran valor histórico, ya que constituye una fuente directa de conocimiento de la Edad Media, y no sólo desde el punto de vista oficial de las autoridades, sino que también recoge costumbres locales de las poblaciones adyacentes al camino. A través de sus páginas conocemos el proceso de obra de la que es una de las cinco grandes iglesias de peregrinación de la Cristiandad,  además de la iglesia más importante de la Península, hogar de descanso eterno del patrón de España.

Ahora, las cuestiones que se me plantean son varias. La primera, obviamente, es cómo es posible que una banda, por muy organizada que esté, entre en una cámara acorazada del archivo y robe un documento de tanto valor: ¿estamos ante un caso de colaboración interna? ¿un descuido? Sinceramente, no me lo explico.
La segunda cuestión es qué van a hacer los ladrones con el códice: parto de la base de que es imposible "colocar" la obra a cualquier institución oficial, pero la otra opción, que sería venderla a una colección privada, tampoco me parece muy viable. ¿Qué va a pasar con el Códice? ¿Es posible que se dediquen a vender los folios sueltos? ¿Quién se encuentra en la posición social y económica para adquirir una obra de estas características?

Lo que sí es cierto es que nos han robado una parte de nuestra identidad histórica y artística.

Imágenes de wikipedia y encinarosa-elarbolmiamigo.blogspot.com

No hay comentarios: